Pazza Ro

La vida después del título

Después de haber estudiado 4 años y medio Relaciones Públicas, este mes me titulé. 

Un peso menos y un logro más en esta vida. Para algunos titularse es un trámite, pero para otros, es el término de un ciclo o de una experiencia. Sin dudas, el obtener tu título, es un momento único y singular. Te das cuenta, que a tu corta edad, tienes que enfrentar un nuevo mundo allá afuera, uno que suele ser competitivo y estresante, pero que al mismo tiempo te da la oportunidad de aprender lo que significa la independencia, la libertad y la madurez. 

En esta sociedad, te exigen tener trabajo al egresar. Si no, eres un vago, flojo y mantenido. Pasa lo mismo con el que sigue viviendo con los papás hasta los 27, a éste se le mira raro, y al que se casa joven le dicen que está loco. 

También está la presión familiar, el de ser un orgullo para tus padres y de ser alguien en la vida. Tener que demostrarles que los años estudiados no fueron en vanos, y que ahora tenemos un prospero futuro.

Vivimos bajo estas constantes presiones, que al fin de cuentas, nosotros mismos seguimos. A mis 22 años, una lola aún, estoy titulada y sin trabajo. Y no es que me quiera tirar las pelotas en mi casa, todo lo contrario. Me gusta trabajar y poder aprender, pero cuesta mucho si no tienes experiencia previa. 

Acá el pituto es clave. Si conoces a alguien que tiene un buen puesto y que puede conseguirte una entrevista, estás al otro lado. El que no, que siga buscando mientras aplaude. 

Mientras en mi tiempo libre (el cual es mucho) busco trabajo, también estudio inglés. Porque en Chile si no tienes un segundo idioma casi que eres ignorante y poco culto. Aunque en realidad no lo hago por eso, si no por un desafío personal y por ser una mejor profesional en mi área.

En definitiva, estoy en ese momento en que estoy descubriendo que quiero ser y que quiero hacer de mi vida.

No sé si quiero vivir acá o en el extranjero.

No sé si quiero trabajar en una empresa o ser independiente.

No sé si quiero hacer un diplomado o trabajar.

Un sin fin de preguntas, que hasta el momento no tienen respuesta. Pero que sólo sé, que quiero ser feliz. 

(Fuente: lavidadespuesdeltitulo)

earth-song:

Tippi Degré, the girl who spent her childhood in the African jungle

Tippi Degré could be a normal girl, but for the fact of having lived 13 years of his life in the African jungle, living with all kinds of animals, from the most peaceful to the largest predators. A kind of Mowgli in females. Since his birth in 1990 until his 13-year-old Tippi lived in the African jungle, but after Tippi moved with his parents to Paris and the result was expected: the girl couldn’t relate because she had “little in common” with other children. She was educated at home and today, at age 23, studying cinema at the Sorbonne Nouvelle University.  [read more]

Maravilloso!!

El Auge del Cine Chileno

Directores Sub 30 de cine se toman las pantallas grandes del país y el mundo

Festivales, premios y reconocimientos a películas nacionales. Jóvenes directores sub treinta se atreven a mostrar sus operas primas en este difícil país donde no se valora el talento y el esfuerzo. Con esta nueva generación de directores, vivimos el gran auge del cine chileno, con miras a un mayor crecimiento.

Estos últimos años el cine chileno ha crecido bastante en comparación a la década de los noventa. El año pasado, unas 900.000 personas prefirieron ver las 27 producciones nacionales que llegaron al cine, convirtiéndose en uno de los mejores años para la industria cinematográfica.

La diversidad de las películas chilenas no solo han hecho que sean destacadas en nuestro país sino que también se han ganado un puesto en distintos festivales de cine en el extranjero, como las películas “Te creí la más linda, pero erís la más puta” (2009) y “Se busca otra mujer” (2006) realizadas y escrita por Ché Sandoval.

El cine chileno ha logrado una importantísima diversidad en términos de temática y de autores. Cada vez son más los directores jóvenes que se atreven a estrenar sus operas primas a pesar que cuentan con poca producción.

Desde sus comienzos fue influenciado por el cine ficción, Nicolás López, uno de los destacados directores del cine chileno ha realizado diversos proyectos que no solo se han destacado en Chile sino que han sido éxito en ventas en Estados Unidos y en Rusia.

A López siempre le ha gustado trabajar con los mismos actores, llevando la trayectoria de los personajes como en las películas “Que pena tu vida” (2010) y “Que pena tu boda” (2011), siendo estas vistas por más de doscientos mil espectadores y una de las más vista. Se espera para diciembre de este año, la tercera parte de la trilogía del joven director.

Dominga Sotomayor ha demostrado que las mujeres también pueden ser destacadas en el rubro del cine, gracias a sus estudios de dirección audiovisual en la Pontificia Universidad Católica de Chile y un Master en dirección cinematográfica en la ESCaC.

Sotomayor ha realizado diversos proyectos entre ellos Cessna (2005),  Noviembre (2007), Debajo (2007) y La Montaña (2008), y ha participado en festivales ganando el premio “Renkü” a mejor Corto Nacional.

Uno de los factores del buen escenario que vive el cine nacional, es la presencia de nuevas tecnologías que abaratan los costos al realizar una película hasta en un 50% menos.

Por otro lado, existe una mayor diversidad de obras que hace 10 años gracias al aumento de escuelas de cine en nuestro país, donde surgen nuevas generaciones llenas de talento.

José Manuel Sandoval más conocido como el Ché, estudió Cine en la Escuela de Cine de Chile, su tesis “Te creí la más linda, pero erís la más puta” (2009), creada en versión digital llegó a ser vista por diez mil personas en Chile y  en festivales internacionales, ganando premios como “Mejor Director”, “Mejor Guionista” y “Mejor Actor”.

“Hay muchos directores que es lo importante, cada uno está haciendo su película, lo que genera una gran versatilidad y diversidad entre unas obras y otras”, nos cuenta el director.

Pero pese a su auge, el cine chileno es poco valorado en nuestro país. Ha logrado numerosos reconocimientos y premios en festivales del extranjero durante los últimos años, pero aun el público chileno sigue prefiriendo las grandes producciones de Hollywood.

José Manuel  relata que hay más films, aunque en las salas en general les va mal. Agrega que la culpa la tiene las películas y no el público, ya que la gente tiene el derecho de ir a ver lo que quiera.

Las cadenas de distribución en este país parecieran tener un monopolio, hacen que las películas chilenas tengan que resistir el embate de estrenos supramundiales. En esta industria es muy importante la campaña de prensa, de difusión y de marketing. “Hay algo en la promoción de las películas que no está funcionando. Creo que las salas deberían tener un mínimo de semanas para dar las obras antes de bajarlas, porque una chilena compite contra las gringas y obviamente éstas les ganan en taquilla, y así las nacionales empiezan a perder funciones”,  relata el Ché.

Las estadísticas dicen que el cine chileno pasa por dos años de buen augurio y dos malos. El 2011 las películas chilenas tuvieron una buena recepción por parte del público, y se espera lo mismo para este año.

Otro punto muy importante es el de los fondos para la producción de la película. Aunque directores, actores, académicos y productores reconocen que los aportes estatales han mejorado, aseveran que existen muy pocos fondos concursables para cerca de los 30.000 estudiantes de la carrera de Cine que salen al año. Ha habido un apoyo sostenido a lo largo del tiempo como el del Consejo, el Fondart y el Fondo Audiovisual, entre otros. La industria cinematográfica necesita un apoyo constante del Gobierno, ya que el “éxito” del cine se debe a esto, o si no, simplemente no podría desarrollarse.

Para poder potenciar la exhibición del cine nacional, la productora Chile al Aire, tomó la iniciativa de poner pantallas gigantes únicas en el país, que se inflan al aire libre, para así poder proyectar en ellas diversas creaciones audiovisuales. La versión de “Documentales en el parque”, convocó a muchas personas quienes asistieron con ganas de pasar un buen rato en medio de la naturaleza.

Se espera que el auge que ha tenido el cine chileno en la escena mundial permita que este arte se democratice para nuestro país y sea visto por todos los chilenos, para así consolidar a la industria cinematográfica de una vez por todas.


**Por Carolina Quezada y Romina Troncossi

¿Sólo sexo o algo más?

Existen pololeos, matrimonios, andanzas, pero este último, es la que la lleva. Las relaciones abiertas, en otras palabras, esas que te entregan JUST SEX.

El empezar este tipo de relación, a los hombres les encanta, obvio, no tienen presiones ni tienen que dar explicaciones. La mina les gusta claro, o si no, no la llamaría a las 3 am después de un carrete. Lo pasan bien, se sienten libres y quedan satisfechos, que mejor.

Pero, ¿qué pasa cuando ya no es una sola noche, sino varias? Él demuestra un poco más de cariño, la mira distinto, se siente raro. Es aquí cuando empieza la complicación. El tipo la sigue llamando, pero trata de meterse en su cabeza que es solo sexo, y que por ningún motivo va a involucrar los sentimientos, o si no se iría todo a la mierda. La mina todavía no entiende si él quiere ir más allá, o dejarlo solo como una aventura. Por lo tanto, ella también se sicopatea, pensando en si decirle algo o dejar que todo fluya.

Cuando esto pasa, el hombre tiene dos opciones, cortar la relación o seguir adelante y ver lo que pasa. La más segura es la primera, claro, porque es la más fácil y rápida.

Todo empezó como un webeo, pero fue él mismo que quiso seguir llamándola.

No sé si tendrán miedo, pero suelen salir corriendo. Si hasta una vez me dijeron: lo más seguro es que me enamore de ti, asique prefiero mantener esto piola.

¿Lo pueden creer? O sea, prefirió mantener distancia porque “sabía” mágicamente que podía enamorarse de mí. Eso es cobardía. Prefiero que me digan mil veces que no quiere tener una relación en ese minuto.

Los hombres se autocondicionan para no sentir. ¿Por qué? No sé. Es una conducta fría y egoísta. Válida quizás, porque es la más segura. Así no tienen que pasar por todo lo que conlleva estar en una relación. Se refugian en el sexo, y evitan el compromiso.

¿Y qué pasa con las mujeres? Ellas desesperadas, esperan al próximo encuentro para entender finalmente lo que está pasando. Les espera un, quiero terminar esto o un me gustas. Si te dice lo segundo, felicidades, eres afortunada. Pero si te dice que no quiere seguir con la relación, no tienes nada más que hacer. Es una de las clausulas que tiene este “contrato”. Son libres de querer dejarte, por lo tanto no tienen porqué darte explicaciones.

En estas relaciones, lo más seguro es que uno de los dos sufra. Casi siempre es la mujer, porque se engancha rápidamente. El sexo lamentablemente es un arma muy fuerte de atracción. Mientras más, la mujer tiene mayor probabilidad de engancharse. Si los dos se gustan, perfecto. Se comprueba la teoría de que el sexo puede convertirse en amor.

Sabemos que estas relaciones son así de improbables. Uno al meterse, sabe a lo que va. Si los sentimientos florecen, es porque claramente algo está pasando.

Hombres y mujeres, les recomiendo no tener sexo. JA! Broma.

Mi pregunta es: ¿Se podrá tener sólo sexo, sin ni siquiera involucrar los sentimientos?

Sólo un consejo para hombres y mujeres:

Para ellos, no sean tan mamones y vean que puede pasar con la mina, si resulta bacán, si no bien también.

Para ellas, no sean tan arrastradas, no se enrollen que es lo peor. Dato: La indiferencia mata.

PD: Mi intención no es ofender a los hombres, sólo dar mi opinión del tema.

El primer intento de video………. EN BLANCO!!!

Yo soy de la Católica

No sé bien como empezó mi gusto por el fútbol, pero algo podré recordar.

Desde chica que iba todos los domingos a ver a mi papá jugar fútbol con su equipo. Obviamente era su hincha nº1 y gritaba a más no poder su nombre. Mientras mi hermano, el hombre de la casa, no mostraba ningún interés por el fútbol. Raro o no, para mí no era normal.

Sábados o domingos, era típico estar con mi papá en la pieza viendo los clásicos partidos de River o Boca Juniors, los cuales yo observaba con asombro y entusiasmo, y mi mamá preguntándose porqué a una niña le gustaba tanto el fútbol.

Ya toda una chica púber,  fue que mi viejo me recomendó ver los partidos de la Liga Italiana y Española, de los cuales comprendí, que el nivel futbolístico y el atractivo de los jugadores eran de otro planeta.

Fue así, que la visita por primera vez a un estadio, llegó. El partido a disputarse era Universidad Católica versus Audax Italiano (el de mi papá) en el estadio de San Carlos de Apoquindo, tribuna Ignacio Prieto. Recuerdo que me llegaba el sol en la cara y escuchaba al típico señor gritando maní maní confitado.  

Fue en ese lugar y en ese instante en que me identifiqué, de alguna u otra forma, con este equipo de azul y blanco. No sé el porqué precisamente, y dudo que alguien sepa la razón de porqué se adhiere a un equipo, quizás por herencia familiar, por valores o de mono. Claramente no me acuerdo el resultado final, pero sí tengo claro que luego de esa experiencia, recibí mi primer regalo como hincha oficial de la Universidad Católica, un pedazo de cerámica dibujado un jugador cruzado y escrito: Yo soy de la Católica.

                      

Ya saliendo del colegio, mi pasión por este equipo  se hizo más latente, lo que hizo que asistiera a la recordada final del 2009 contra Colo Colo. Tuve la suerte de ir acompañada por mis dos grandes primos cruzados, que como yo, no podían creer lo que pasaba en la cancha. Nuestro sueño de ser campeones con el mediático Fantasma Figueroa se nos iba de las manos. La cara de los hinchas era de funeral y mis esperanzas desaparecían poco a poco.

Ante la imposibilidad de poder ver a la UC todos los fines de semana, decidí contratar el Canal del Fútbol para disfrutar de las bondades que los jugadores cruzados estuviesen dispuestos a brindarme sobre la cancha, en lo que puede ser considerado como una declaración hacía el equipo, puesto que mi casa el abono a dicha señal televisiva no existía.

El 2010 vendría a ser el año dorado para los jugadores e hinchas de la Católica. Al mando de Juan Antonio Pizzi, lográbamos algo que añorábamos desde hace años, ser campeones del Campeonato Nacional 2010. Lamentablemente se me hizo imposible asistir a la final, pero si lo vi junto a mi padre en pantalla gigante. Yo, la única mujer entre puros hombres, sobre todo adultos mayores – no me pregunten por qué – gritaba y saltaba al mismo tiempo como si fuera algo normal. Mis manos quedaron rojas y mi garganta muerta. Fue la mejor alegría y sensación que jamás pensé vivir. Era una experiencia distinta, una meta lograda, una grata satisfacción.

Después de presenciar como mi equipo se coronaba campeón, venía algo aún mejor, la Copa Libertadores 2011. Siempre tuve la fe y esperanza en que Católica pudiese vencer a sus contrincantes; no por su título del 2010, sino más bien por una conjunción de circunstancias que han provocado en mí una ilusión impermeable a las pocas derrotas sufridas en el último tiempo.

Antes de cada partido, mi papá con una sonrisa de oreja a oreja, me presenta a sus amigos como la hija futbolera. No me molesta, de hecho valoro el hecho de que mi papá esté orgulloso en tenerme como hija, y sobre todo una que sea fanática del fútbol.

El paso por la Libertadores, fue algo inolvidable. La tensión de los partidos hacía que me levantara cada 5 minutos de la silla para poder, literalmente, putear a la tele sin ninguna razón. Los típicos “uhhhhh” entre la gente, provocaba que el ambiente se pusiera peor de lo que estaba.

Dejamos atrás el sueño por la Copa Libertadores para enfocarnos en los play off. Una aspiración presente en todos los hinchas de este equipo que nos ha dado más de una alegría durante el primer semestre.

Es muy probable que mis amigos, y sobre todo amigas, no entiendan mi gran pasión por el fútbol. Pensarán que soy media rara por mis gustos tan masculinos. Claro, los más favorecidos son los hombres, porque no tienen porqué explicarme lo que sucede en los partidos, que la amarilla, que offside, bla bla bla.

 A mi corta edad no me considero ninguna experta en el fútbol, y dudo que algún día lo sea, pero creo tener los conocimientos necesarios para poder opinar y comentar un partido. 



**Gracias a @cristobalrojas 

Decía yo ayer en mi post, que Colo Colo podía anotar con la mínima desconcentración de la UC. Y así fue. En 25 minutos los albos ya tenían el marcador a su favor con 2 goles de Paredes. 

En los primeros minutos, veía a una Católica sin rumbo y dirección, lo que aprovechó muy bien el equipo contrario. Estaba insegura, tratando de tantear el terreno y sin posibilidad de darle la pelota al solitario Pratto.

Al ver como avanzaba el partido, el enojo y los gritos crecían rápidamente por mi cuerpo.

Tomé mi linda bufanda de la UC y me la puse bien en el cuello, tratando de que tuviera algún efecto mágico. Al parecer funcionó, porque en el minuto 35’ Mirosevic anotaba el 2-1 para los cruzados. 

Hasta le dije a mi hermana que si rezaba por un gol, la iba a llevar a los juegos del Burger King. 

Le pedí a la tele - como si pudiera hacer algo - que por favor sacara a Costa, el cual parecía estar en Marte, para que así lo reemplazara el Pipe Gutierrez. No sé cómo, quizás por mi triste cara, la amorosa tele me escuchó y cumplió mis súplicas.

Cuando vi que la Católica empezaba a jugar como en la Libertadores, una leve sonrisa apareció en mi rostro. Los jugadores demostraban lo que sabían hacer; un juego compacto, armonioso. Lo que algunos describirían como el equipo que representa una maquinita, siempre juega igual y no se desespera. 

Ya cuando llegó Pratto con el tercer gol, mi cama poco a poco me empezaba a odiar por los saltos que daba de alegría. Mi hermano que veía el partido conmigo, se espantó tanto que decidió irse de la pieza al ver la locura que yo tenía.

Y para qué hablar del 4to gol. La última gota de Coca Cola para que la Piscola tenga un sabor exquisito. Esos goles que no se olvidan.

Al fin y al cabo, las estadísticas fueron ‘noquedas’ por las probabilidades.

Una vez más, hicimos historia. 

Con el equipo que tenemos así da gusto ver los partidos, esos que te dejan afónico y caliente por el espectáculo. 

Ahora falta la vuelta, que creo humildemente, que Católica sabrá ganarlo.

 

*Grande Católica

 

 

Estadisticas o Probabilidades

Se ha hablado mucho últimamente en los medios, de cómo Colo Colo siempre en los play off deja afuera a Católica. Estadísticas o no, los numeros están a favor de los albos.

Hoy, la historia es distinta. Las probabilidades de que Colo Colo gane hoy son mínimas. No tiene un mal equipo, pero la campaña que ha hecho durante el Campeonato de Apertura no se iguala con la de años anteriores. 

Universidad Católica llega a los play off como el mejor equipo chileno, y como el actual Campeón del Torneo de Clausura 2010. Sin olvidar, su espectacular presentación en la Copa Libertadores, luego de ser eliminada por el equipo de Peñarol en cuartos de final.

La historia estará a favor de Colo Colo, pero la UC tiene más que números, tiene un presente. 

Confío en el equipo que tenemos, con jugadores con garra, técnica y pasión, pero sé que los albos son un equipo que puede sorprender y anotar con el mínimo descuido de los jugadores cruzados.

A las 20:00 se disputará el partido más esperado de la semana. Sólo espero ver un lindo espectáculo, sin tener que decir al término del partido: Colo Colo jugó con 12. 

Vamossssss UC! ♥

Hace tiempo que no andaba en bici.
Le había dicho a mi hermana que saliéramos a andar en bici por el barrio, pero lamentablemente el tiempo me jugó en contra.
Hoy, decidí cumplir lo que hace ya varios meses le prometí.
Lo peor, es que cuando fui a ver mi bici, la encontré casi muriendose y pidiendo ayuda. No tenía tiempo para llevarla a la UTI, así que la dejé nuevamente donde estaba.
Viendo que mi bici no me servía, tuve que ocupar la única opción que tenía; ocupar la bici de mi hermano.
No es que sea una gran bici, pero claramente como soy baja, me queda enorme. 
Aperrada, me subí. Parecía una niña de 5 años aprendiendo a andar en bici. 
Me pasó es que cuando frenaba, alcanzaba a apoyar sólo la punta de mi pie en el suelo, lo que hacía desequilibrarme. 
Escuchando los repetidos ya po Romi vamos, ya po Romi apurate, me subí a la bici y empecé a pedalear.
Hasta hice una competencia con mi hermana de quien llegaba primero a la casa. Naturalmente, como la Antonella aún es chica (tiene 5 años) al ver que le ganaba siempre, empezó a enojarse, costándole más de una caída.
Ya cuando me dijo (con cara angelical), Romi vamos a la plaza, hay que cruzar la calle solamente, la miré y le dije ¡OLVÍDALO, con esta bici no cruzo la calle nicag…!
Regresamos a la casa y la Anto me dice: ¿Podemos andar mañana de nuevo? 

Hace tiempo que no andaba en bici.

Le había dicho a mi hermana que saliéramos a andar en bici por el barrio, pero lamentablemente el tiempo me jugó en contra.

Hoy, decidí cumplir lo que hace ya varios meses le prometí.

Lo peor, es que cuando fui a ver mi bici, la encontré casi muriendose y pidiendo ayuda. No tenía tiempo para llevarla a la UTI, así que la dejé nuevamente donde estaba.

Viendo que mi bici no me servía, tuve que ocupar la única opción que tenía; ocupar la bici de mi hermano.

No es que sea una gran bici, pero claramente como soy baja, me queda enorme. 

Aperrada, me subí. Parecía una niña de 5 años aprendiendo a andar en bici. 

Me pasó es que cuando frenaba, alcanzaba a apoyar sólo la punta de mi pie en el suelo, lo que hacía desequilibrarme. 

Escuchando los repetidos ya po Romi vamos, ya po Romi apurate, me subí a la bici y empecé a pedalear.

Hasta hice una competencia con mi hermana de quien llegaba primero a la casa. Naturalmente, como la Antonella aún es chica (tiene 5 años) al ver que le ganaba siempre, empezó a enojarse, costándole más de una caída.

Ya cuando me dijo (con cara angelical), Romi vamos a la plaza, hay que cruzar la calle solamente, la miré y le dije ¡OLVÍDALO, con esta bici no cruzo la calle nicag…!

Regresamos a la casa y la Anto me dice: ¿Podemos andar mañana de nuevo? 

Aprendiendo..

Me he sumado a una nueva red social. Tumblr.

Había escuchado una vez de esta página, pero la verdad jamás me interesé en saber de que se trataba.

Ahora, poco a poco, voy aprendiendo a utilizar las herramientas que tiene Tumblr.

**Piano piano vai lontano..